22 mar. 2007

ALAN MOORE ha dicho de RICHARD CORBEN...



“ Antes de que esta introducción siga adelante, debería dar un paso al frente y dejar las cosas claras desde el principio: esto no es una introducción a la obra que tenéis en las manos y que el autor de esta introducción ni siquiera ha visto en su totalidad. (Sin embargo, ha visto lo suficiente para darse cuenta de que este volumen nos presenta a su artista, el Sr. Richar Corben, en su mejor y más visionaria forma, un genuino gigante en el medio artístico que él ha elegido. Pero claro, si ya habéis comprado este libro, difícilmente os hace falta una introducción que os informe de ello.”

Estas son las palabras que el de Northamptom realizaba en el prologo a la ( no me canso de decirlo...) excelente “ La casa en el confín de la tierra”. En ellas se nota el respeto y aprecio de Moore a la obra de Corben, y lo expresa con la elegancia que solo tiene el barbudo.

De Alan Moore poco puedo decir que no se haya dicho ya. Simplemente, uno de los mejores guionistas de la historia del medio. Para algunos, entre los que me incluyo, el mejor.

De Alan Moore podría recomendar cualquiera de sus obras, hasta la más floja sobresale de la media, la absorbente FROM HELL, el apasionante V de VENDETTA, WATCHMEN, posiblemente lo mejor escrito sobre tipos en mallas junto a MIRACLEMAN, la desbordante LIGA DE LOS CABALLEROS EXTRAORDINARIOS, el paso adelante que supuso LA COSA DEL PANTANO en el genero de terror... Pero, intentando salir de las obras más conocidas, recomiendo

Whatever Happened to the Man of Tomorrow?
Superman 423, con dibujo de George Pérez y Curt Swann en entintado y Action Comics 583 de también Perez al dibujo con Kurt Schaffenberger en las tintas.

Solo un genio puede ser capaz de cerrar las tramas abiertas en una serie como Superman, con mas de 900 números entre las dos cabeceras, de la manera en que lo hace Moore, con una naturalidad aplastante, una detrás de otra, sin respiro y todas de manera perfecta. Creo que es una historia que merece mucho leer. Es una historia imaginaria, pero ¿ acaso no todas los son ?...

Etiquetas: